Fibras en la dieta parte 2

MVZ Esp. Fausto Reyes Delgado

Director del Hospital Veterinario UNAM-Banfield

servicioalcliente@banfiel.net

www.banfield.com.mx

Facebook, Instagram, Twitter, Youtube. BanfieldMexico

La fibra en caso de obesidad y control de peso

Si se provee a nuestros ejemplares con fibra de baja digestión como la celulosa, podemos intervenir de alguna forma en el control del peso corporal y además a combatir la obesidad. La celulosa aumenta el volumen del contenido del alimento en el estómago y los intestinos de los animales ocasionando una sensación de saciedad o “estómago lleno” con una menor cantidad de calorías.

Por lo tanto, un ejemplar obseso que consume un alimento para control y reducción de peso, ingiere menos calorías, pero sólo logrará bajar de peso si se conjunta la actividad física; de lo contrario tendríamos un efecto similar al del ser humano, que cuando se alimenta de productos bajos en grasa y no tiene actividad física, sencillamente no baja de peso, ocasionando frustración y negativa a los programas de control de peso y obesidad. Por otro lado, si la dieta presenta fibra pero es de rápida fermentación y se emplea para controlar el peso, lo podrá hacer pero a cambio presentará diarrea y flatulencias.

Diarrea y estreñimiento

Otra de las funciones de la fibra es estabilizar y equilibrar el contenido de agua a nivel del aparato digestivo: en caso de diarrea absorbe agua, pero cuando hay constipación agrega humedad. Los alimentos comerciales contienen cantidades moderadas de fibra de fermentación rápida como las gomas, que absorberán agua útil en el caso de diarrea; este tipo de fibra se presenta en los alimentos de prescripción médica. En caso de constipación estas fibras ocasionarán incremento en agua en las heces secas, haciéndolas más blandas.

Dieta en diabetes mellitus

La diabetes mellitus es una de las enfermedades endócrinas más comunes tanto en animales de compañía, como en el ser humano, y su control requiere cambios en la dieta. Los alimentos especiales para pacientes diabéticos deben tener fibra como celulosa, cáscara de cacahuate o soya, las cuales regulan la cantidad de azúcar en la sangre (glicemia) para reducir la cantidad de insulina en pacientes diabéticos tipo I o insulino-dependientes y en ocasiones a eliminar esta medicación pero sólo en pacientes diagnosticados como diabéticos tipo II o no insulino-dependientes.

Necesidades de fibra en la mascota

La fibra no es un componente esencial (vital) en las dietas de perros y gatos, ya que de forma normal nuestros ejemplares no obtienen una gran cantidad de energía por medio de los productos finales de la digestión y la fermentación bacteriana; sin embargo, los ácidos grasos de cadena corta como el acético, el propiónico y el butírico, son útiles porque mantienen la salud del colon (colonocitos), de esta manera se recomienda que las dietas tengan una pequeña cantidad de fibra (menor al 5 %) de fermentación rápida y lenta en los alimentos de mantenimiento, además que la fibra ayuda al control de enfermedades como la obesidad, diabetes mellitus, colitis, constipación y diarrea.

La deficiencia de fibra por completo en las dietas de nuestras mascotas no constituye un problema práctico, ya que la materia prima para la elaboración de estos alimentos contienen fibra y en el caso de alimentos de prescripción médica se puede tener un contenido menor de fibra, lo más importante sería el contar con ácidos grasos de cadena corta para que éstos conserven la salud intestinal, principalmente del colon.

¿Y en caso de exceso de fibra?

Se puede ocasionar trastornos en nuestros ejemplares, ya que puede causar una disminución en la absorción de nutrientes como proteínas, minerales y energía total ocasionando deficiencias, por eso es importante el proceso de producción de los alimentos. Hay que tener cuidado en dar alimentos indicados para controlar o bajar de peso, pues incluyen un incremento en la fibra que si no ha sido recomendada por el veterinario, puede afectar a nuestros ejemplares.

Esto es importante si de alguna forma también queremos ofrecerles alimento no procesado, primero se debe balancear la dieta y posteriormente hacer modificaciones necesarias para lograr nuestro objetivo, ya sea la nutrición de un cachorro, de una hembra gestante, de un ejemplar obeso o con enfermedad que obliga al control de peso o ingesta de calorías, como en la diabetes mellitus, pues no sólo se trata de ofrecer pollo y arroz o caldo de res con algo de hueso y carne: se trata de dar una alimentación balanceada que no ocasione problemas de saturación o restricción de nutrimentos, ya que se pueden ocasionar otros padecimientos con el paso del tiempo.

Le invitamos a visitar nuestra nueva Tienda en Línea.  En ella podrá comprar de forma rápida y segura el alimento que su mascota necesita, recibiéndolo a las puertas de su hogar. Para acceder, de click aquí store.banfield.com.mx

Compartir esta publicación

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comience a escribir y presione Enter para buscar

Carrito de compras

No hay productos en el carrito.