Mi mascota come muy rápido ¿qué problemas puede presentar?

MVZ. Esp. MCPG Dipl. Fausto Reyes Delgado
Hospital Veterinario UNAM-Banfield
servicioalcliente@banfield.com

En la consulta como veterinarios especializados en el área de perros y gatos se llegan a ver algunos problemas de tipo nutricional, el más común de todos sin lugar a dudas es el sobrepeso y la obesidad, también hay algunos otros asociados al cambio de alimento, intolerancia o alergia al mismo. Sin embargo podemos llegar a observar otros problemas, ya sean signos o enfermedades asociados a la forma en que nuestras mascotas ingieren su alimento, algunos relacionados a situaciones conductuales.

Si se realiza un viaje en el tiempo para visitar a los ancestros de nuestras mascotas actuales, veríamos animales carnívoros tal vez cazando pequeños animales o comiendo restos de la cacería de otros depredadores, pero como los depredadores actuales, tendrían que alimentarse rápidamente antes de que la presa fuera robada por otros más grandes y fuertes o convertirse ellos en presas o en la comida de alguien más. Esta conducta la podemos ver en algunos perros salvajes como los africanos, ingiriendo una gran cantidad de alimento para después irse a su madriguera.

Con el paso del tiempo y la domesticación de nuestras mascotas, estos hábitos no se han perdido del todo. Vemos que el perro casi no mastica su alimento, ya sea carne o alimento procesado da una o dos mordidas y el alimento es deglutido de inmediato, si a esto lo sumamos algunas condiciones anatómicas como el tipo de cuerpo, especialmente el tórax (donde hay un tórax profundo, es decir la distancia entre las costillas del lado izquierdo al derecho es menor que la distancia entre la columna vertebral y el esternón, como lo vemos en el doberman o el pastor alemán) vemos que propensos a padecer un problema llamado síndrome de dilatación vólvulo gástrico (SDVG).

Este síndrome se caracteriza porque el estómago gira dentro del abdomen sobre su eje ocasionando que la sangre al estómago y al bazo puedan llegar pero no salir y dirigirse al corazón, lo que origina un secuestro de esta poniendo en peligro grave a nuestra mascota, si le sumamos que por ese giro el estómago se llena de gas ocasionando dificultad para respirar y para el trabajo del corazón, vemos el porqué esta condición es mortal en nuestros amigos. En este síndrome se consideran como factores predisponentes, la anatomía de la mascota, pero también el comer de forma acelerada y jugar después de la alimentación, por eso es importante que el juego sea antes de comer para después tener reposo; otro factor que se considera importante para este problema es comer alimento que se fermente muy fácil y rápido, esto se presenta generalmente con la presencia de muchos carbohidratos en la dieta que favorecen la fermentación de los azúcares y la formación de gas que predispone a la dilatación del estómago.

Otro de las consecuencias de que nuestra mascota coma de forma acelerada puede ser relacionada a la conducta y lo podemos ver en ejemplares que han sido rescatados de una vida en la calle o de maltrato con mala o nula alimentación, estas mascotas a pesar de que ya tienen alimento disponible por su nueva oportunidad de vivir con una familia, mantienen el hábito de comer rápido y en gran cantidad ya que al parecer “no saben” cuando volverán a tener alimento a su disposición, sin embargo el comer de forma tan acelerada puede ocasionar como lo mencionamos antes, problemas severos como el SDVG. De forma importante se necesita la orientación de un Médico Veterinario especialista en Etología que nos ayudará a realizar actividades para corregir este problema, como el uso de platos relentizadores.

Otro de los problemas que se pueden observar como consecuencia de que nuestra mascota coma de forma muy acelerada, es la presentación de vómito, este se presenta por el efecto físico de una gran cantidad de alimento en el estómago. De inicio se presentará dolor debido a que se puede sobrepasar la capacidad de distensión del estómago, ya que este tiene una capacidad para cierto volumen de agua o alimento, el sobrepasarlo ocasiona que se estimulen receptores nerviosos de presión y distensión que tiene el órgano para prevenir lesiones severas como ruptura por exceso de ingesta. De forma secundaria esta distensión origina el envío de estímulos nerviosos hacia dos estructuras encontradas en la base del cerebro, el centro del vómito y el llamado quimiorreceptor de gatillo que originarán a consecuencia de su estímulo la presentación de vómito, esto puede evitarse ofreciendo alimento vías veces al día y en pequeñas cantidades por lo tanto la distensión del estómago no será como la que se vería con un solo alimento al día.

Es importante que si tenemos una mascota que come muy rápido, platiquemos con nuestro Médico Veterinario que nos podrá orientar para corregir este problema y así evitar condiciones nada agradables para ellas.

En estos momentos en lo que cuidar nuestra salud es tan importante como la nutrición de nuestra mascota, te invitamos a visitar nuestra nueva Tienda en Línea.  En ella podrás comprar de forma rápida y segura el alimento que tu mascota necesita, recibiéndolo a las puertas de tu hogar.

Compartir esta publicación

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comience a escribir y presione Enter para buscar

Carrito de compras

No hay productos en el carrito.